Cómo seguir una (mi) página de Facebook


Portada de mi página de Facebook. Los autores de mi época, no sé si escribir, escribiremos, pero perder el tiempo en promoción, un rato largo, ;DDD

Voy a dejar el tema del machismo en la novela romántica para otra semana. Ahora mismo, prefiero hablar del tema terrible de la página de Facebook.

Si tienes mucha prisa, pasa hasta el gráfico numerado de mi página (uno como este), que encontrarás más abajo: es lo que más interesa. Pero, si tienes tiempo, acompáñame en estas reflexiones que he hecho y coméntame lo que te parezca. No dudes en corregirme si crees que me equivoco en algo.

Todos hemos oído hablar del famoso algoritmo que implantaron para que tu página no se vea, si no pagas. Y yo puedo entender, de verdad que sí, que una empresa privada, lo que busca es hacer negocio. Pero, está claro que ya con muchas cosas de las que ofrece, las finanzas de Facebook (que posee también instagram y guasap) están más que lustrosas.

También puedo entender que, si inviertes en publicidad, tengas unas ventajas, y eso que ahí ya juegan elementos que no me resultan simpáticos, como el de cuál sea tu casilla de salida. A alguien con una buena cuenta corriente, por herencia o suerte, no le importará gastar las cantidades que exige una buena visibilidad, pero a los que carecemos de todo eso, necesitamos invertir el dinero en otras cosas de primera necesidad, evidentemente. Con lo cual, no se nos ve.

Intervenir conscientemente para evitar que se te vea, es mezquino. Es ruin. Detestable.

Y la cosa va a ir a peor, ojo. Que, con la excusa de que quiere que Facebook vuelva a ser lo que era, una red social de amigos del alma, jóvenes y bellos, Z va a recrudecer la invisibilidad de quienes no paguen. Será con tiempo, pero será. Si publicas y no te pulsan un me gusta, tendrás ranking negativo, como en los exámenes de test con puntos negativos en las respuestas incorrectas, tiene bemoles.

Dicho lo cual, yo, como otros muchos, estamos en Facebook para promocionar nuestro trabajo. Tengo que comer, tengo que vivir, y esta es mi profesión. No es una afición, aunque lo fue, en los tiempos en los que escribía cuando y como me apetecía. Pero ya no. Hacemos amigos, desde luego, tengo muchos y buenos, pero no es nuestro interés primordial, no es la razón por la que hemos entrado, ni por la que seguimos (si realmente haces amigos, siempre hay forma de mantener el contacto, fuera de Facebook).

He pasado mucho tiempo en el perfil, peleando contra las feísimas costumbres de “pido amistad y luego te quito de seguirte, porque no me interesas más que para que parezca que tengo más relevancia social”, en infinidad de ocasiones, hasta cansarme.

¿Te ven o no te ven? Pues ni idea, Facebook no te lo dice, qué manía tienen las redes sociales en general con esas cosas, pero FB es que impide que otros puedan analizarlo y proporcionarte la información, al contrario de Twitter. ¿Viene gente interesada, o no? Bah, a saber… A veces, pasa el tiempo y te dice que es el cumpleaños de tal persona, tu “amigo” y ni sabes quién es, porque no tienes ningún contacto con la gran mayoría.

Definitivamente, no tiene sentido invertir tiempo y esfuerzo en el perfil, a nivel laboral. Llegas a más, pero de una forma arbitraria, no puedes medirlo ni controlarlo. Ojalá pudiera eliminar el perfil y quedarme solo con la página (que dispone de estadísticas y de tienda), a la cual debería acudir mi público objetivo, ese al que yo estoy buscando.

Y, si quieren, por supuesto, mi familia y mis amigos, a los que, según entiendo, les debería dar igual charlar conmigo en un lado que en otro (esto lo recalco porque realmente, no sé si supone una experiencia distinta para el usuario, yo entiendo que no, a mí no me pasa, pero si eso me lo comentáis, que estamos aquí para aprender).

Pero…

Yo llevo ya unos días trabajando solo la página. El resultado ha sido un bajón considerable de “relaciones”. Comentarios, toques al botón de me gusta, etc. Desde luego, a la página habrán venido no sé, ni un 5% de los amigos del perfil, diría yo, aunque tengo bastantes más seguidores, muchos se han apuntado, al ver mis mensajes.

Quizá, simplemente, es que son solo amigos, no público (entiendo perfectamente la diferencia, y los valoro por igual, ojo), aunque yo intento que en la página se den los mismos debates o encuentros que en el perfil, que no haya diferencia entre el trato de uno u otro.

Pero, quizá, es que no me ven. Muy posiblemente sea eso. Es desesperante. Pongo un hilo en la página y Facebook me dice que lo han visto 12 personas en los tres primeros días. Digo eso como puedo decir NADIE en las primeras quince horas, que ya me ha pasado.

Llega un momento en el que te preguntas: ¿quién leñe me ve en Facebook?????

Pero vamos, pongamos que me ven 100 en la primera semana. Con eso, no vamos a ningún lado, sobre todo si esas cien ni siquiera le dan a un “me gusta” o ni siquiera lo comparten, que es lo más habitual.

Opté por “compartir” las cosas en mi perfil, para que se pudiera ver más fácil, pero resulta que la mayoría de la gente, claro, le da a “me gusta” allí, o comenta allí, no en la página, con lo cual en ella no se contabilizan esas interacciones.

En fin, es lo que hay. Por eso he pensado escribir este artículo. Por si acaso eres uno de mis amigos o seguidores, y estás interesado en seguirme, en continuar tu trato conmigo, he aquí lo que tienes que hacer.

ESTO ES LO IMPORTANTE DE
TOOODO ESTE ROLLO.

Te lo voy a explicar con una captura de pantalla de mi página:

  1. Vale, veamos, lleva el cursor al punto 1, (pondrá “siguiendo” o “seguir”), se extenderá el menú. Facebook, de salida, pone que estén desactivadas. ¡Qué cuco! Así no te ve ni Dios, y tienes que rezarles a ellos para que te den un poco de visibilidad.
  2. Baja con el cursor hasta el punto 2 y activa el VER PRIMERO, así mi página te saldrá de las primeras en NOTICIAS.
  3. Vete hasta el punto 3, el básico de este artículo, y pon ACTIVADAS. ¡Que sí, que te va a gustar! Sobre todo, si te gusta la novela romántica. ¡Al fin y al cabo, imagino que por eso estás en este blog!
  4. Ya hemos activado la visibilidad de mi página. A partir de ahora, cuando publique, te aparecerá entre las noticias, y como diste a VER PRIMERO, se verá de un modo destacado. Ahora, puedes conversar conmigo con la misma facilidad con la que lo hacías en el perfil. Y he pensado que, ya que estás aquí, podría recordarte que las páginas tienen esto de las estrellitas. SI ERES UNO DE MIS LECTORES y te gusta mi trabajo, no dejes de soltar algunas por ahí, leñe, que no cuesta nada. Es un segundo, no tienes ni que comentar, si no quieres (aunque espero que sí, que te apetezca, jaja, ¡¡pero para bien!!).
  5. Ir al… uh, ah… Sí, verás, jajaja te vas a reír, pero es que tengo un grupo de lectores: “solo DÍAZ DE TUESTA”. Ya, que no lo sabías. Normal, nunca le he dado publicidad, en el año largo que lleva. Nunca, jamás, se lo había dicho a nadie. Sin embargo, en los últimos tiempos, por suerte y felicidad para mi ego malherido, han ido entrando dos o tres personas. Vamos, que conmigo somos cuatro. Cinco, porque Facebook duplica el perfil y la página, así que puedo hacerme la ilusión de que somos unas gemelas entusiastas del trabajo de Díaz de Tuesta. Ah, y que otra de las que se han venido, es mi prima. ¡Bueno, estamos en familia, ya ves!
    Imagino que muchos han pasado por allí, han visto el botón y han huido como de una jauría de lobos. ¡Otro grupo de autor! y tal. Pero, si quieres unirte, serás bienvenido. Si no, pues nada, pero no voy a mandar por ahí  invitaciones que no son más que arrastrarte a un grupo, cuando no lo has pedido. No me gusta el sistema de FB y no pienso exponerme a que nadie se enoje porque le he mandado una invitación. Flipo con la indignación que provoca, por otro lado. No cuesta nada salirse de un grupo, si no te interesa, y no cuesta dinero estar, que tampoco pasa nada. Pero en fin…
Fotos de gatos. Siempre quedan bien.

Y eso es todo. Si yo he sabido explicarme y tú seguir mis indicaciones, y si tienes de verdad un interés en mí o en mi trabajo, nos veremos por mi página. Si no, ojalá que el viaje de la vida te resulte maravilloso. Cualquier cosa, por aquí me tienes. 😉

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, DALE AL “ME GUSTA”, CARAY, CÓMO CUESTA QUE SE HAGAN ESOS PEQUEÑOS DETALLES ;DDD Y YA DE PUESTOS, ARRIBA DEL TODO HAY UNAS ESTRELLITAS, PULSAR ES “ZAS”, UN SEGUNDO, Y VER QUE SE PULSA, ME LLENARÁ TAMBIÉN DE ALEGRÍA. GRACIASSS ;DDDDD

¿Y tú, tienes página facebook? ¿Cómo te va con ella? ¿Quieres que interactuemos?

 

Artículos recomendados:
¬ Marketing Online para Escritores: Te echo una mano con tu página de Facebook
¬ Marketing Online para Escritores: Mejora tu estrategia como escritor en Facebook

 

Anuncios