PROMOCIÓN

Esta podría ser yo, dando voces. Odio la promoción, es una labor ingrata en la que se pierden muchas energías.

Como todos sabemos, en los últimos años el mundo literario ha cambiado mucho.

Antes, un autor, enviaba su obra al editor, este la leía, estudiaba su posible publicación y, de aceptarla, apostaba por ella, invirtiendo un dinero en publicación Y EN PROMOCIÓN. El lector recibía la publicidad y, de ser de su interés, compraba el libro, lo leía y opinaba, o no.

Esa opinión era muy importante, pero no básica. Nada dependía totalmente de ello, porque ya había una inversión editorial para dar a conocer esa obra.

Pero hoy en día, con las nuevas tecnologías que han democratizado la publicación, hay tal cúmulo de obras circulando por ahí (legales y piratas), que el negocio se ha transformado de tienda de delicatessen en gran supermercado. Las editoriales han optado por reducir sus gastos de promoción a los que, por lo general, ya ni la necesitan.

El nuevo libro de Tal o Cual, famosos por otras obras o por salir habitualmente en la televisión, pero no el primer libro de Menganito.

Ese, Menganito, tiene que buscarse las habichuelas por su cuenta. Perdido en un océano de publicaciones, tiene que luchar contra peces grandes y pequeños, todos gritando que se haga caso de su libro. Es, de verdad, una pelea tremenda y, por lo general, desalentadora.

Busca a Menganito aquí. ¡Tiene un buen libro!

En este entorno, la función del lector se vuelve básica. Ya no es alguien pasivo que puede o no intervenir, es alguien de quien depende todo. No nos damos cuenta, seguimos con el ritmo de antes, con el “Me llega el libro, lo leo, lo disfruto, lo cierro y ya está”, pero si queremos que siga habiendo buenos libros de nuestros autores favoritos, debemos tomar parte activa en la posibilidad de su publicación.

El lector se ha convertido en una pieza básica de la suerte del autor. ¡No leas y olvides el libro que te ha gustado, ayuda a quien lo escribió!

En mi caso concreto, hay muchos libros que me gustaría poder escribir, pero que no tengo opciones. Series como la de “Las Españolas”, con un primer libro de gran éxito, TRAZOS SECRETOS, no pueden continuar porque para ello necesitaría haber amortizado, al menos, el tiempo que empleé escribiendo el primero, algo que no ha ocurrido ni de lejos. Otras historias que me gustaría poder abordar se vuelven imposibles, por la misma razón: si no van a tener un resultado económico, el esfuerzo laboral se vuelve absurdo.

Para conseguir que tus autores favoritos puedan seguir escribiendo, lector/lectora, debes asumir que es necesaria tu ayuda.

Hay diversos medios:

  1. Si tienes un blog, por pequeño que sea, escribe una reseña. Ya sé que es obvio, sobre todo porque lo que cuesta es que te lean, que te den esa oportunidad en la larga lista de publicaciones continuas, tanto nacionales como extranjeras. Pero es importante no dejarlo para otro momento. La reseña no se necesita cuando el libro ya es conocido, se necesita cuando hay que darle impulso.
  2. Por favor, dile a amigas blogger que lean y reseñen a esos autores que has descubierto y te gustan. Para los que carecemos de medios para grandes planes publicitarios, el boca a boca es la única llave al éxito. Por ejemplo, con todo el tiempo que lleva TRAZOS SECRETOS en el mercado son muy pocas las reseñas que he conseguido, lamentable. Cada paso dado hacia el gran público (al que todavía no he conseguido llegar, todavía es mucha la gente que ni sabe que existe esta novela) ha costado un esfuerzo enorme.
  3. Puntuar y poner un mensaje en la página de Amazon: es una de las mejores opciones. Por allí pasa mucha gente y se anima a dar una oportunidad a los libros más recomendados. Si te ha gustado, hayas leído en papel o en digital, lo hayas comprado o lo hayas pirateado, por favor, pon un mensaje allí. Sé que parece fácil, pero cuesta la vida conseguir comentarios, es algo que da tremenda pereza o que se deja para otro momento…. NO, NO, NO. Si de verdad quieres ayudar, invierte un momento y hazlo. Son cinco minutos, un paso pequeño para un lector, pero un paso de gigante para un autor.
  4. Puntuar y poner mensaje en su página del Rincón de la Novela Romántica: es el portal de romántica de habla hispana más importante de la red, darse de alta es un segundo y poner un mensaje, otro. A cambio, se da una publicidad enorme a la novela comentada.
  5. Unirte a la página que tenga el autor en Facebook, ver si cada novela tiene la suya propia y también apoyarla. Dar un “Like” es un segundo. Y, aunque ayuda menos que los puntos anteriores, personalmente siempre estoy feliz con cada nuevo click ;DD
  6. Promocionarlo lo que puedas en Twitter, Instagram, etc. Yo suelo pasarme por allí, aunque sea a saltos, de modo que puedes seguirme y retuitear lo que voy poniendo. De momento, mientras no seamos multitud, suelo dar siempre followback a quienes me apoyan de forma activa y continuada. ¡Qué menos! ;DD
  7. Por último, aunque no por ello menos importante, puedes comprobar si un autor tiene una cuenta en PayPal y tratar de apoyarle económicamente. Escribir, escribir de verdad, no puede convertirse en un simple pasatiempo, es un oficio que requiere años de preparación. Es una profesión, como cualquier otra, y los autores tenemos que poder vivir dignamente de nuestro trabajo.
    Yo soy firme partidaria de que la red sea libre, que no haya influencias de control, porque siempre es abrir puertas por las que acabarán entrando toda clase de monstruos, pero también hay que ir entendiendo que el pirateo nos perjudica seriamente a todos, que no está bien, y que si cogemos el trabajo de otros, debemos retribuir como nos gusta que nos paguen a nosotros el nuestro.
    En mi caso concreto, puedes ver en este blog un botón de PayPal. Si has leído una versión pirata de mis obras (me consta que mucha gente lo hace, gracias por elegirme, de verdad), o si simplemente quieres darme una alegría y un impulso en esta labor que a veces se vuelve muy ingrata, tienes la posibilidad de ingresar ahí un par de euros, para el caso de que quieras ver más obras publicadas.
  8. GuardarGuardarGuardarGuardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Guardar

Anuncios