Serie “UN DÍA EN EL TÁMESIS”

Serie “UN DÍA EN EL TÁMESIS”. Romántica Histórica, Regencia

La serie UN DÍA EN EL TÁMESIS cuenta las historias de tres amigos, a partir de una apuesta que hacen, en el Londres de la Regencia (años 1825 en adelante).

Un día en el TámesisLord James Keeling, duque de Gysforth, es el primero en tener que cumplir la misión de convencer a una dama desconocida, para que dé un paseo en barca con él, por el Támesis, en una zona llamada Sleeping Oak. 

James, ambicioso, con un importante papel en la Cámara de los Lores, piensa en la apuesta como una tontería infantil, algo que solo hace por complacer a sus amigos.

Pero, a consecuencia de esa apuesta, conoce a lady Bethany Howland, hija del difunto conde de Saxonshare, alguien que está pasando por unos problemas personales gravísimos. 

Atrapada por los convencionalismos de la sociedad en la que vive, su única ilusión es el romántico enamoramiento que siente por el duque de Gysforth, al que solo ha visto en cierta ocasión, de lejos.

El hombre que, una mañana en el Támesis, le romperá el corazón.
Lady Harriet Waldwich Saint-George, apodada «Harry», ha vuelto a Inglaterra, doce años después, impulsada por la venganza. Hay tres hombres a los que quiere destruir. De dos, no conoce los nombres. El tercero, es Rutshore.

Lord Edward Truswell, marqués de Rutshore, es un hombre reservado y discreto, un erudito incapaz de meterse en asuntos peligrosos... o al menos, eso piensan en Londres.

Edward y Harriet se conocen en Sleeping Oak y dan un paseo en barca que es el detonante de una relación tan compleja como apasionada. Desde el primer momento saben que, en su guerra particular, esa que han heredado y de la que no pueden desentenderse, pertenecen a bandos distintos.

Pero, cuando surge el amor, como un fuego abrasador que todo lo arrasa, ¿acaso algo más importa?
Un paseo en barca al anochecer, un encuentro que se enreda en un entramado de engaños, y que puede llegar a provocar un desastre.

Y es que, ¿de verdad puede el amor perdonarlo todo?

Han pasado varios años desde que desapareció Minnie, la hermana pequeña de Arthur Ravenscroft, marqués de Badfields, pero él no se ha detenido en el empeño de encontrarla y volver a llevarla a casa, a salvo con su familia. Está decidido a todo con tal de lograrlo, incluso al engaño y el secuestro. Es un hombre sin límites. Ni la ley ni la moral se interpondrán en su objetivo.

Ishbel Puscat, hija del duque de Dankworth, tiene clara una cosa: será ella quien elija al hombre con el que recorrerá el camino hacia el altar, ella y ningún otro. Por eso, tras descubrir que su padre la ha prometido sin consultar su opinión, y con alguien a quien detesta, decide embarcarse en un plan tan loco como arriesgado: arruinar su reputación con uno de los mayores crápulas de Londres, el pérfido marqués de Badfields.

Anuncios